Bienvenidos a la Dirección de Educación y Doctrina de la PNP

team

Al dirigirme a los miles de ciudadanos (damas y caballeros) que diariamente ingresan al portal Web de la Dirección de Educación y Doctrina de la Policía Nacional del Perú; lo hago para compartir el honor y responsabilidad que conlleva asumir la dirección del mas importante órgano del Instituto encargado de la formación, capacitación y perfeccionamiento del potencial humano; por lo que doy gracias a Dios; a mi Padre que está en el cielo y al comando institucional por haberme confiado esta importante y delicada misión.
Soy un convencido que no hay otro mecanismo que no sea la educación para efectuar las grandes transformaciones que se pueda visionar en cualquier empresa, Institución, Estado o Nación; en tal virtud considero que esta es una brillante oportunidad para que juntos, Policía Nacional del Perú y ciudadanos en general de este hermoso y pujante País, conjuguemos ideas y esfuerzos corporativos para buscar alternativas creativas e innovadoras a fin de optimizar el rol de la Dirección de Educación y Doctrina en el mejoramiento continuo de la calidad y excelencia del servicio Policial.
Quiero que se entienda y comprenda que la Policía Nacional del Perú es de todos los Peruanos, sin excepción de raza, credo, religión, estatus social u otro aspecto, a quienes debe servir con objetividad, equidad, justicia y profesionalismo, por lo que nos corresponde a los Policías desplegar los mejores esfuerzos y potencialidades para hacer de las necesidades y aspiraciones de nuestros conciudadanos una realidad en cuanto al orden, paz y tranquilidad pública.
En este orden de ideas, corresponde a la Dirección de Educación y Doctrina policial, convocar a los mejores cuadros para idear mecanismos creativos que nos permita motivar al potencial humano del instituto, se coadyuve al mejoramiento de la calidad educativa en los niveles de formación, capacitación y perfeccionamiento; impulsando y fortaleciendo la investigación científica y tecnológica para brindar un servicio policial de calidad y excelencia a la ciudadanía.
El reto es grande pero más grande son nuestras potencialidades y fortalezas; por lo que estoy seguro que con la ayuda de DIOS y el manto protector de nuestra patrona Santa Rosa de Lima estos grandes ideales serán cristalizados progresivamente con la conjunción de ideas y esfuerzos de todos ustedes, de todos nosotros, unidos como siempre cuando ideales supremos han motivado nuestra participación colectiva. Así será.

General PNP.
Nixon Álvarado, SOTOMAYOR AGÜERO
Director de la Dirección de Educación y Doctrina de la PNP