En primer lugar quiero agradecer al divino creador, a mi familia y al Comando Institucional, por haberme dado la oportunidad y la confianza de comandar esta gran Dirección Ejecutiva de Tránsito y Seguridad Vial, en la que dedicare mi mayor esfuerzo, trabajo y entrega profesional al desarrollo de nuestro País.

Cabe la oportunidad para saludar a los señores Jefes, Oficiales, Sub Oficiales y personal civil, que laboran en esta gran unidad especializada.

Resulta necesario mencionar que el desarrollo del tránsito en nuestro país, sin duda constituye uno de los grandes problemas que las autoridades competentes en la materia, tratan de resolver, desde el enfoque particular de cada organización, por lo que; esta Dirección Ejecutiva de Tránsito y Seguridad Vial como ente rector, técnico normativo y doctrinario de la seguridad vial en toda la república, a través de sus TRES (03) direcciones conocidas como la Dirección de Protección de Carreteras (DIRPROCAR), Dirección de Tránsito (DIRTRAN) y la Dirección de Seguridad Ferroviaria (DIRSEFERR), tienen como misión específica la prevención e investigación de los accidentes de tránsito, la seguridad de la red ferroviaria y la protección en la red vial nacional del país, con el fin de mantener un clima de paz y tranquilidad entre la comunidad vial Nacional.

En tal sentido exhorto al personal policial que me acompaña en esta gran gestión, a que trabajemos con gran responsabilidad y entrega, cambiando de actitud frente a desmotivaciones y problemas que se nos presenten, con el único fin de cumplir con esmero la misión que el Estado nos encomendó, actuando con profesionalismo, convicción, honestidad y responsabilidad, paradigma de los hombres hechos ley por la voluntad de Dios.