Al asumir la Jefatura de la Región Policial Cusco, expreso mi compromiso de poner mi mejor esfuerzo para defender con acierto las exigencias que hoy nos demanda la ciudadanía, apostando espíritu de sacrificio a toda prueba y cumpliendo estrictamente las normas disciplinarias, así como una sólida cohesión, eficiencia y eficacia en todos los actos institucionales.

Debo señalar que nuestra política de gestión, se basa en lineamientos dictados por el supremo gobierno, que tienen como objetivo de:

  • Lograr el orden y seguridad mediante la acción preventiva y proactiva de la PNP, ejecutando operaciones policiales coordinadas con las autoridades competentes para disminuir la informalidad y el desorden que general las condiciones para la comisión de delitos, faltas e infracciones administrativas.

  • Recuperar el principio de autoridad mediante acciones de impacto en la ciudadanía, que permitan recuperar la credibilidad de la población en la policía nacional del Perú y las otras autoridades, poniendo de relieve la imagen institucional, resaltando las acciones meritorias del personal, dando un trato cortes a la ciudadanía, mejorando la presentación del personal ante la sociedad y sancionando drásticamente la corrupción.

  • Lograr que la gente se sienta segura y fuera de peligro, mediante operaciones policiales que generen confianza en la población, intensificando las operaciones policiales, garantizando un servicio policial eficiente y contando con la participación de la población y los medios de comunicación social en todo lugar y circunstancia.