Quiero expresar mi agradecimiento y el alto honor que me confiere el    Comando Institucional para  comandar   los destinos  de esta DIRTEPOL-Moquegua. Este reto lo asumo con  modestia, pero con gran responsabilidad y compromiso. Soy consiente de la importancia del personal policial a quien me digno comandar, quienes hoy serán los protagonistas y ejecutores en brindar la seguridad y la tranquilidad en esta Región Moquegua, y con ello conseguiremos el respeto, la autoridad y  la confianza por parte de la comunidad a su policía.

Este trabajo comprenderá de una concepción y  principios, de la que considero uno de los más  importantes de todos porque en él  he intentado  encontrar la esencia y la  razón de ser y   lo que queremos del futuro  una visión de algo que todavía no existe lo cual consiste en  ampliar nuevos horizontes, desechar viejos conocimientos e incorporar la dimensión de los desafíos que se tiene adelante.

Las posibilidades del futuro que nos  permite avanzar en el tiempo, posicionarnos en donde nadie ha llegado. La actividad más audaz y maravillosa que alguien puede realizar, como diseñar un mapa de rutas posibles en un territorio que nadie ha transitado ni conoce, uno de los retos  es desarrollar un modelo de ciudad  segura,   pero para ello el que habla y el personal a quien comando debemos de propiciar cambios positivos en nuestras  actitudes y comportamiento ante las necesidades de seguridad que adolece la población, en esta Región de Moquegua;  para ello   desarrollaremos programas y actividades de prevención, promoción, protección, proyección social y acciones cívicas en bien de la población de menos recursos económicos y en especial de la niñez, adolescencia, juventud, mujer y familia, así como desarrollar la estrategia policía-comunidad,  con ello lograremos mejorar los niveles de orden, tranquilidad y seguridad, que posibiliten la paz social y permitan fortalecer la relación ciudadanía – Policía. Quiero dejar atrás el pensamiento tradicional basado en el pasado  y proyectarnos hacia el futuro, hacia esa inmensa gama de posibilidades que se nos apertura con la era moderna,  una época en que una misma generación podrá vivir dos revoluciones  la  inseguridad y la seguridad en el umbral de un nuevo siglo.  Por ello pido a todo el personal policial de esta DIRTEPOL Moquegua,  a quien me digno comandar trabajemos, para el bien y satisfacción de los ciudadanos de Moquegua.