Al  asumir  el honroso cargo de jefe de la región policial Puno, nada más  importante  que comandar una  región  con una  inmensa  historia cultural, con la estirpe  de  grandes hombres y mujeres e  importantes culturas,  que permitieron el progreso y crecimiento  de nuestra Patria.

Especial ocasión que agradezco al divino hacedor  y al comando institucional por  esta designación,  para laborar  eficazmente  al servicio de la ciudadanía del   departamento de Puno  y  a la  santísima Virgen María de la candelaria Patrona de Puno pedirle   ilumine y guie  el trabajo  que me toca desempeñar el  de comandar esta región  policial.

Al mismo tiempo me permito invocándoles a trabajar con honor,   contra la delincuencia en todas sus modalidades en aras de la seguridad ciudadana, necesaria para el progreso de esta importante región.

La ciudadanía  necesita una policía  eficiente, con un trabajo planificado, preventivo y  vinculado con la seguridad ciudadana,  donde  la presencia policial es sumamente importante y de carácter permanente,  relacionado con el desarrollo colectivo,  llevando ayuda efectiva a los ciudadanos, por ser un instrumento de justicia,  de paz y de defensa de los derechos humanos,  invocando a la ciudadanía organizarse  adecuadamente,  participando activamente en un trabajo coordinado con su policía.

La policía nacional del Perú es y debe seguir siendo una institución sólida de hombres y mujeres honrables, que practiquen persistentemente valores morales, es por ello que cuando un policía mancha su profesión en la práctica de actividades ilícitas o la simple apatía, traiciona el juramento que formulo ante dios y la patria, motivo por el cual que ante actos de indisciplina seremos enérgicos, porque su conducta quebranta el honor institucional y deshonra nuestro uniforme.  

A los policías de la región policial puno, que trabajan con honradez y sacrificio, se los estimulara porque dan honor a nuestra institución y a la memoria de nuestros héroes y mártires policiales que ofrendaron sus vidas por una patria grande y soberana.

Hermanos policías, los exhorto a que continúen con su labor, apoyado y reforzado por el comando de la   región policial puno, comunicándose con la población para solucionar los conflictos sociales, conciliando los problemas de los ciudadanos de la región, cumpliendo con esfuerzo su deber, bajo el amparo del todopoderoso y de la virgen de la candelaria patrona de puno. 

En la labor que he asumido con honor y lealtad tengo el deseo de cumplir con los postulados institucionales, con nuestro lema   dios, patria y ley, como guía permanente de nuestros actos, porque la grandeza de la vida es la medida de la causa a la que sirves.